¡A Defender a Venezuela y poner fin a las sanciones!

first_imgEl Presidente Nicolás Maduro de Venezuela merece los mayores elogios y el apoyo por rechazar firmemente la última ronda de presiones de Estados Unidos diseñada para socavar y derrocar a la Revolución Bolivariana.El 9 de marzo, la administración Obama anunció más sanciones contra Venezuela, calificando al país y a sus dirigentes como “una extraordinaria amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos”.Esta declaración no es sólo una increíble y crasa mentira. También es la clase de lenguaje que permite que las ramas del gobierno estadounidense aumenten sus esfuerzos subversivos contra Venezuela de modos muy materiales – a través del sabotaje económico, operaciones clandestinas e incluso movimientos militares.El presidente Maduro respondió a este ataque, diciendo: “El Presidente Barack Obama, representando a la élite imperialista de Estados Unidos, personalmente ha decidido asumir la tarea de derrotar a mi gobierno e intervenir en Venezuela para controlarla”. Lo calificó como un “error colosal” y una “arrogancia imperialista”, felicitando a los funcionarios venezolanos que enfrentan las sanciones de Estados Unidos como “héroes”. “Los felicito”, dijo el ex conductor y líder sindical, agregando que “es un honor” ser incluidos en la lista de sanciones de Estados Unidos.¿Qué es la Revolución Bolivariana de todos modos? Es un valiente esfuerzo por las masas venezolanas y sus dirigentes de romper con la dominación del capital estadounidense y reorientar su país hacia la construcción de cooperación con otras naciones en la región. Es una lucha para superar la terrible herencia de siglos de explotación, saqueo de la tierra y el exterminio de los pueblos originarios que caracteriza a todas las Américas. Se trata de un movimiento para unir a todos aquellas/os que han sido oprimidos y explotados para establecer nuevas relaciones basadas en la solidaridad y el respeto mutuo.Fue la elección de Hugo Chávez por cuatro períodos como Presidente, con apoyo de las masas para sus planes revolucionarios, que abrió la puerta para que Venezuela asumiera este papel. Durante décadas, este país rico en petróleo había estado bajo la dominación de los EUA. Estaba marcadamente dividido entre una clase pequeña, muy privilegiada de funcionarios bien pagados haciendo la licitación de los monopolios imperialistas petroleros y millones de pobres urbanos y rurales, que carecían de alimentos, escuelas, atención médica y participación política.Chávez mismo se había reforzado en su oposición a los gobiernos entreguistas cuando, como oficial en el ejército, fue llamado a sofocar disturbios sobre alimentos en Caracas en febrero de 1989. El pueblo venezolano, incluso aquellos en la ciudad capital, se moría de hambre.Hoy en día, el subsidio del Gobierno Bolivariano sobre los precios de los alimentos, para que todo el mundo se alimente, es criticado en los medios de comunicación imperialistas como una fuente de la crisis económica. No, son las sanciones estadounidenses y el precio decreciente del petróleo en el mercado mundial que han creado dificultades para el pueblo venezolano – esto y el sabotaje deliberado de la economía por elementos contrarrevolucionarios quienes quieren volver a los terribles viejos días cuando la clase rica dominaba las masas despóticamente. Esta élite ha recibido todo tipo de apoyo clandestino de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.La acusación de Maduro que EUA ha estado tratando de derrocar a los gobiernos progresistas bolivarianos no es ninguna fantasía, a pesar de los constantes desmentidos estadounidenses y los reportes por los medios corporativos. Cualquiera interesada/o en los detalles los puede encontrar fácilmente en venezuelaanalysis.com, que publica entrevistas extensas en línea con expertos como el ex-oficial de la CIA Philip Agee, que describe detalladamente cómo tal subversión trabaja.Por ejemplo, la USAID—conocida durante mucho tiempo como un frente de la CIA—ha desarrollado elaborados planes de cambio de régimen a través de su Oficina de Transición Alternativa. Envolviendo siempre sus esfuerzos contrarrevolucionarios sangrientos en términos como “la promoción de paz y democracia”, estos documentos, disponibles a través de Wikileaks, confirman lo que Maduro y otros venezolanos dicen.¡Ahora es el momento! ¡A la calle para apoyar a la Revolución Bolivariana de Venezuela!Workers.org 10 de marzo de 2015FacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thisFacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thislast_img read more